boletines

Deducibilidad de gastos personales en la liquidación del impuesto a la renta

Tip No.14-2012

 

En el Registro Oficial No.698, del martes 08 de mayo de 2012, se publicó la Circular NAC-DGECCGC12-00006, emitida por el Director General del Servicio de Rentas Internas, mediante la cual se recuerda a los contribuyentes que apliquen la deducibilidad de gastos personales en la liquidación del impuesto a la renta, lo siguiente:

1.- Deducibilidad de gastos personales: Las personas naturales pueden aprovechar la deducción de gastos personales, sin IVA ni ICE, hasta un monto equivalente al 50% del total de sus ingresos gravados, sin que supere 1,3 veces la fracción básica desgravada (FBD) aplicable para el ejercicio fiscal al que corresponda la declaración de impuesto a la renta (FBD en 2012 = US$9.720; 1.3 veces de FBD = US$12.636). De igual manera, podrán deducirse los gastos de su cónyuge o conviviente e hijos menores de edad o con discapacidad, que no perciban ingresos gravados y que dependan del contribuyente.

Se podrán deducir los gastos personales del contribuyente y de sus dependientes, siempre y cuando dichos gastos no hayan sido realizados por terceros ni hayan sido objeto de reembolso de cualquier forma.

2.- Rubros y límites máximos: Los conceptos de gastos personales deducibles y sus montos máximos por rubro, para el ejercicio 2012, son los siguientes:

a) Vivienda Hasta 0,325 veces la FBD (US$3.159)
b) Educación Hasta 0,325 veces la FBD (US$3.159)
c) Salud Hasta 1,3 veces la FBD (US$12.636)
d) Alimentación Hasta 0,325 veces la FBD (US$3.159)
e) Vestimenta Hasta 0,325 veces la FBD (US$3.159)

3.- Tipo de gastos por cada rubro: El Art.2 del Reglamento para la Aplicación de la Ley de Fomento Ambiental y Optimización de los Ingresos del Estado (RALFA) reformó el Art.34 del Reglamento para la Aplicación de la Ley de Régimen Tributario Interno (RALRTI), reemplazando la palabra “exclusivamente” por “entre otros” en el caso de los rubros a), b), c) y d) mencionados anteriormente. Estos gastos deberán estar directamente relacionados con dichos rubros; y, dicha relación deberá ser justificada por el contribuyente en el evento de que la administración tributaria inicie un proceso de determinación.

Adicionalmente, los contribuyentes deberán considerar los lineamientos de aplicación general contenidos en el Art.34 del RALRTI y dentro del contexto que comúnmente comprende a los rubros de vivienda, alimentación, educación y salud. A manera ilustrativa se debe considerar:

  • Vivienda: Incluye los gastos destinados a la adquisición, construcción, remodelación, ampliación, mejora y mantenimiento de un único bien inmueble destinado a vivienda, pago de arrendamiento de vivienda, así como los pagos por concepto de servicios básicos que incluyen agua, gas, electricidad, teléfono convencional y alícuotas de condominio de un único inmueble.
  • Alimentación: Incluye los gastos relacionados con la adquisición de productos naturales o artificiales que el ser humano ingiere para subsistir o para su nutrición, así como compra de alimentos en centros de expendio de alimentos preparados y pensiones alimenticias.
  • Educación: Incluye los gastos relacionados con la enseñanza que se recibe de una persona o instrucción por medio de la acción docente, tales como matrícula, pensión, derechos de grado, útiles y textos escolares, cuidado infantil, uniformes, transporte escolar, equipos de computación y materiales didácticos para el estudio, así como el pago de intereses de créditos educativos otorgados por instituciones debidamente autorizadas.
  • Salud: Incluye los gastos relacionados para el bienestar físico y mental, tales como pagos por honorarios de médicos y profesionales de la salud, servicios de salud prestados por hospitales, clínicas y laboratorios debidamente autorizados, medicina prepagada, prima de seguro médico, deducibles de seguros médicos, medicamentos, insumos médicos, lentes y prótesis, y otros accesorios para la salud.

 

4.- Soporte de gastos: Son deducibles los costos o gastos que se respalden en comprobantes válidos y en los cuales conste el nombre del contribuyente o de sus dependientes. Por tanto, no serán deducibles los costos o gastos que se respalden en comprobantes de venta emitidos en el exterior.


5.- Archivo de la información:
El contribuyente deberá mantener los originales de los comprobantes por el lapso de 6 años, contados desde la fecha en la que presentó su declaración de impuesto a la renta.

 

boletindescargar

 

Descargar PDF